Saltar al contenido

Mi Cuaderno de Notas: Curso de Maquillaje – 13

16 de agosto de 2021

Años 70… década de gran fuerza creativa y liberadora…

1970 – Un poco de historia

En ésta década empieza a introducirse la idea de tratamiento en los productos de maquillaje. Aparece la primera crema hidratante y protectora con color llamada «Bienfait du matin» de Lancôme.

Nace una nueva marca americana llamada Clinique que ofrece por primera vez una línea sobria en la que el envase pasa a segundo plano y la idea es tratar problemas específicos de la piel a la vez que embellecer.

Hay una vuelta al glamour de los años pasados. Vuelven las modas de los años 20 y 30 pero con un toque de disco y lentejuelas. Labios con brillos transparentes, purpurinas, texturas extra grasas y colores tropicales.

Las pestañas postizas están en auge y hay una verdadera obsesión por el cutis moreno, tanto en verano como en invierno. Las cremas autobronceadores y los polvos y tierras de sol se convierten en un éxito de ventas.

A partir de 1973 se vuelve a la estética de la naturaleza con colores neutros: caqui, arena, azul grisáceo, oliva, beige,… tonos que combinaban a la perfección entre ellos y facilitaban la forma de vestir.

En 1976 se implanta la estética punk, que no cree en modas de lujo e implanta los colores sin ton ni son. Aunque no fue una moda de grandes masas, ha dejado patente en nuestros tiempos la mezcla por el color sin ningún tipo de rigidez.

Mas tarde la moda llegaría con ojos muy oscurecidos, labios rojo sangre y cara muy pálida recordando los locos años 20.

Respecto al peinado, triunfaban las permanentes, ya que conseguían mucho volumen en el pelo, y el estilo Farrah Fawcett, con cabellera con cortes muy escalonados, puntas hacia afuera, melena revuelta y voluminosa y con mechas.

Algunos iconos de la década son: Liza Minelli, Olivia Newton-John, John Travolta y Lauren Hutton.

Maquillaje

Aunque la moda del bronceado se estaba implantando, vamos a ver un maquillaje nude, característico del principio de la década, y dejaremos la estética punk para la década de los 80.

Aplicamos la base de nuestro color con una brocha tipo mofeta para lograr un acabado natural. Corrector de ojeras y correcciones suaves en el rostro. La piel tiene que estar muy trabajada.

En los ojos pondremos sombras plateadas y doradas, tonos nacarados.

El colorete en crema, para que se funda con la base, y aplicado con mofeta. Empezamos por las manzanitas y vamos hacia atrás haciendo círculos. Que no se vea donde empieza y donde termina.

Sellamos el rostro con polvos sueltos y damos un toque de polvos de sol.

Aplicamos corrector o una sombra en crema en el párpado a modo de base y sellamos con polvo.

En el párpado móvil aplicamos un tono melocotón y en el lagrimal un tono clarito, un beige o hueso. Bajo el arco de la ceja aplicamos el mismo tono clarito.

Delineamos las pestañas inferiores con una sombra en tono marrón, gris o morado. Mas o menos 3/4, sin llegar al lagrimar, no completamos la linea. Con esa misma sombra marcamos la cuenca muy ligeramente y no la cerramos, la dejamos abierta.

Pegadito a las pestañas inferiores y superiores hacemos una linea muy finita en marrón para enmarcar el ojo.

Rellenamos las cejas.

Aplicamos máscara en las pestañas superiores y en las inferiores. Ponemos pestañas postizas.

El labio debe quedar natural, casi con un efecto de labio perdido. No lo perfilamos y lo maquillamos con un tono nude o gloss.

Peluca rubita, pelo largo y la trenza característica…

Como veis, es un maquillaje muy natural y ponible.

¿ Qué os parece ?

Espero que os haya gustado!

Un besote.

Marta 😉

Sígueme en:FACEBOOK♥ BLOGLOVIN♥ TWITTER

Configuración